Egipto pide a la ONU una operación internacional para atajar la crisis libia


Egipto quiere dar un paso más. Con la segunda oleada de bombardeos como venganza a la ejecución de los 21 egipcios coptos por filiales del Estado Islámico (EI) en Libia, ha pedido oficialmente al Consejo de Seguridad de la ONU una resolución que autorice una operación internacional en el país vecino. De momento, el consejo ha convocado para hoy una reunión urgente en la que participará el titular de Exteriores egipcio, Sameh Shukri, para afrontar el imparable deterioro de seguridad que ha facilitado la consolidación de grupos afines al EI en territorio libio.

Francia e Italia han apoyado también reclamar nuevas medidas a la ONU, mientras que el Reino Unido, uno de los cinco miembros permanentes, insiste en la solución política y descarta, «por el momento», una intervención militar en Libia. Continue reading

Mubarak, Egipto y los planes del pasado


Gamal Mubarak, el hijo menor del dictador, será el próximo presidente de Egipto. Es guasa. O no. Vaya usted a saber. En el país del Nilo no hay predicciones. De momento, está en libertad, como su hermano Alaa y, como incluso, podría estar su padre – que cumple tan sólo un arresto domiciliario –  después de salvarse de varias causas de corrupción, una por absolución, otra por prescripción del delito y esta última, porque el Tribunal ha anulado la sentencia que les condenó a los tres en familia de apropiación indebida de fondos públicos. Se pagaron las mansiones, unos 15 millones de euros, con los presupuestos del Estado. Continue reading

Al Sisi niega clemencia para los tres periodistas condenados, pese a la petición de la Casa Blanca


El presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, no se pliega ni a las campañas por la libertad de prensa, ni a las peticiones de las embajadas de los países de los periodistas condenados, ni a la intermediación de la Casa Blanca, que solicitó la liberación de los informadores condenados el lunes a entre 7 y 10 de prisión. «Debemos respetar las sentencias judiciales y no criticarlas, incluso aunque otros no las entiendan», sentenció Al Sisi, que llegó al poder tras un golpe militar y fue elegido en las urnas presidente hace quince días.

En cuestión están todas las garantías judiciales. No solo relativas a este juicio contra periodistas de Al Yazira y otros corresponsales extranjeros que fueron juzgados en rebeldía, sino toda la jurisprudencia que en los últimos meses ha dictado penas capitales masivas a supuestos miembros de los Hermanos Musulmanes, considerados un grupo terrorista. «Una serie de sentencias a muerte en juicios que no cumplen, ni siquiera en apariencia, con el debido proceso», recogía la nota de Washington.

La libertad de prensa en el nuevo Egipto está en entredicho. Los corresponsales extranjeros ven cómo los medios egipcios respaldan el veredicto oficial, según recogía la web del diarioMadaMasar, uno los pocos independientes que sobreviven en el país del Nilo. Procesar a periodistas por dar información «que no coincide con la narrativa del Gobierno de Egipto, desprecia las normas más básicas de libertar de prensa y supone un golpe al progreso democrático en Egipto», resaltó la Casa Blanca en su petición.

Los tres periodistas han sido acusados de difundir información falsa para ayudar a organizaciones terroristas, es decir, a los Hermanos Musulmanes, quienes pasaron de estar en el Gobierno a ser perseguidos e ilegalizados por el nuevo Ejecutivo que se instaló tras un golpe militar en julio del 2013. De hecho, los tres periodistas, tanto, el australiano Peter Greste como el egipcio canadiense Mohamed Fahmy y el egipcio Baher Mahmud, trabajaba en el medio extranjero más crítico contra la asonada y la represión posterior.

Pese a escandalizarse por las masivas sentencias a muerte (que ya se han empezado a aplicar) y ataques a la libertad de prensa, Estados Unidos defiende a rajatabla su alianza con Egipto. El secretario de Estado, John Kerry, se reunió con Al Sisi el domingo, día previo a la sentencia, en una muestra de su deseo de intensificar las relaciones diplomáticas y mostrar su apoyo al nuevo rais.

Publicado en LA VOZ DE GALICIA el 25 de junio de 2014

Egipto acude a las urnas para legitimar a Al Sisi


Elecciones presidenciales mayo 2014El Cairo – La polarización de Egipto es también emocional. Así que ayer se juntaron en los colegios electorales las danzas y la algarabía por el candidato Abdel Fatah al Sisi con el malestar silencioso y silenciado de quienes aguantan el sexto proceso electoral de un inconcluso período de transición. «¿Dónde están los carteles de Hamden Sabahi (candidato naserista)?», estallaba M. al Masri a los pies de un sobredimensionado póster del omnipresente Al Sisi. Antes habría intentado disimular su malestar asegurando que Al Sisi era «el salvador». Una conversación y quince minutos después, se sincera: «No hay apenas campaña de Sabahi, porque el que tiene el poder y el dinero es el Ejército. Esto no es una democracia». Continue reading

Egipto hace que reflexiona en unos comicios sin suspense


Aunque se ha ganado el apelativo de candidato invisible, por su ausencia en actos electorales y con escasas apariciones en las cadenas de televisión egipcias, la cara de Abdel Fatah al Sisi es, sin embargo, la más vista estos días en Egipto y su nombre el más repetido como próximo presidente del país, que saldrá previsiblemente de los comicios convocados para mañana y el martes.

El aclamado líder militar parece mantener el impulso de quienes lo alzaron como salvador cuando encabezó el golpe de Estado que depuso al presidente electo de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Mursi. Fue precisamente Mursi quién lo puso al cargo del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA), en sustitución del polémico mariscal de la transición, Huseín Tantaui. Pero desde el poderío de esta plataforma no solo protagonizó el viraje de la transición democrática, con el apoyo de una población hastiada por el mandato islamista, sino Continue reading

OPINIÓN: Mi amigo, el terrorista


La última vez que coincidimos en El Cairo se protegía en el murmullo para detallarme las hazañas con las que escapaba de la persecución policial. “Cuando hacen redadas, me llaman mis compañeros de la hermandad y duermo fuera de casa”. El susurro evitó que los clientes y uniformados camareros del, antaño distinguido, café Groppi de la plazuela de Talaat Harb, supieran de su pertenencia a los Hermanos Musulmanes. Por aquel entonces llevaba meses viviendo como clandestino, sin saber que semanas más tarde, en diciembre, lo haría como “terrorista”: la nueva identidad que el Gobierno, llegado tras el golpe de Estado militar de julio de 2013, le había asignado. Continue reading

OPINIÓN: En Egipto no hubo una revolución


Si entendemos, resumiendo la teoría política, que una revolución supone poner patas arriba un sistema, voltearlo, convertirlo en algo diferente, Egipto se quedó en el intento. Ya se advirtió cuando, derrocado el dictador Hosni Mubarak, fue el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA) el encargado de tutelar – como lo vuelve a hacer ahora – la transición hacia una democracia. Los 18 días de movilizaciones ciudadanas consiguieron un cambio político, sí, terminar con la punta visible del sistema, pero el cuerpo, los brazos y las piernas quedaron y Egipto se siguió moviendo de la misma manera hasta, aparentemente, las elecciones legislativas y presidenciales de 2012, cuando el Partido Libertad y Justicia, brazo político de los Hermanos Musulmanes, copó el Parlamento y el candidato de la Hermandad, Mohamed Mursi, accedió al poder tras las elecciones más democráticas que ha vivido el Egipto moderno. Continue reading