Israel abate a cuatro palestinos sospechosos de apuñalamientos


Hebrón (Cisjordania) / Al escuchar el tiro comenzó a grabar con el móvil. Zidan Zaabatari recogía en imágenes los minutos posteriores al momento en que un colono judío de Hebrón dispara a un joven palestino cerca de la entrada de su casa. Los medios ya habían publicado la versión oficial israelí del incidente como la respuesta ante un nuevo apuñalamiento, cuando el vídeo filmado por Zaabatari corría por las redes sociales mostrando un confuso comportamiento: un soldado israelí recibe un objeto de otro compañero y lo coloca junto al cuerpo abatido. El hermano de Zidan, Mufid, testigo directo, asegura que es un cuchillo. El portavoz militar israelí, Peter Lerner, cree que se trata de una radio. Continue reading

«Esto no es un asentamiento, es tierra judía»


Nof Zion (Jerusalén Este) / Liron sale del coche entusiasmada mientras sus hijos agitan banderas israelíes con unos mástiles más largos que ellos. Acaban de llegar «de moralizar a la población israelí», cuenta sin parar de sonreír, «de llevar agua y comida a los soldados» que ayer se desplegaban por cientos alrededor de la Ciudad Vieja de Jerusalén. Aparcan su coche frente al complejo de apartamentos Nof Zion, donde residen con 90 familias judías, después de pasar la valla de seguridad que los protege. Viven en lo que la ley internacional considera un asentamiento ilegal por estar en el barrio árabe de Jabal Mukaber, el lugar de donde procedían tres de los jóvenes que han agredido a israelíes. Continue reading

Escalada de tensión religiosa en Israel tras el ataque a la Tumba de José


Jerusalén / El incendio de un templo judío la madrugada de ayer en la ciudad cisjordana de Nablus amenaza con inflamar la escalada de violencia y convertirla en un conflicto religioso. La convocatoria de un nuevo «día de la ira» palestino hacían presagiar otra jornada más de violencia tras el breve respiro del jueves. En Jerusalén se mantuvo la calma. El masivo despliegue militar y policial reprimió cualquier movimiento en torno a la Explanada de las Mezquitas y la Ciudad Vieja, pero las protestas y disturbios se extendieron por Cisjordania y la Franja de Gaza, donde cinco palestinos murieron y casi un centenar resultaron heridos. Continue reading

«Las familias no saben si uno de sus hijos será el próximo agresor»


Silwan (Jerusalén Este) / Dos soldados buscan, metralleta en mano, a dos menores en el barrio árabe de Silwan, de Jerusalén Oriental. Unos colonos de una casa fortificada e incrustada en una estrecha calle de vecinos palestinos los acusan de tirar piedras. Cuando los uniformados desisten, vuelven al puesto de control que se instaló el miércoles. Se apostan entre dos grandes bloques de piedras y siguen interrogando a los conductores que cruzan. «Esta calle no la pueden cerrar completamente porque impedirían el paso a los colonos que viven aquí», explica Jawad Siyam antes de mostrar las que sí están cercadas. «Esta es la lógica: si solo viven árabes, se cierran. Hoy mucha gente no ha podido ir a trabajar», describe.

A tan solo una puerta de separación de la casa de los colonos, Ahmad Quarin organiza la mercancía del supermercado en el que trabaja. Su hijo vuelve a escuchar el relato del 2009, cuando al intentar defenderlo de una disputa con los colonos fue tiroteado en las dos piernas por los guardas privados. «Cuando llegaron aquí hace unos diez años decían que solo querían convivir, pero yo no entiendo una convivencia en la que tengan que ir armados», dice Ahmad. Continue reading

Histeria y miedo se adueñan de un Jerusalén blindado


Jerusalén / La tensión se apreciaba ayer en los pequeños detalles. En el respingo del taxista israelí con el sonar de una ambulancia; en el giro de cabeza de los transeúntes ante un cambio de ritmo de alguien que pasa a su lado; en las miradas de desconfianza y las armas colgadas de los cinturones de algunos ciudadanos. Las medidas aplicadas por el Gobierno de Benjamín Netanyahu contuvieron nuevos ataques y ayer fue una jornada sin víctimas mortales en Jerusalén. Una calma relativa, porque la sensación es de acecho.

Continue reading

Netanyahu promete vengarse tras un trágico día con tres israelíes muertos


Como en anteriores ocasiones se había declarado el día de la ira, que anima a los palestinos a rebelarse contra la ocupación israelí, pero ni en los foros locales se esperaba la violenta reacción que ha convertido este martes en la jornada más sangrienta. Armas de fuego en transportes públicos, un atropello y apuñalamientos de israelíes, han dejado tres víctimas, además de uno de los agresores, y al menos 20 heridos en un total de cinco ataques. El Gobierno deBenjamín Netanyahu prometió que Israel «se vengará» de quienes están matando a israelíes y de quienes les animan. Tras reunirse con su gabinete de seguridad, anunció en una sesión en la Knesset (Parlamento) utilizará «todos los medios» a su disposición y que adoptara «medidas audaces» que serán aplicadas «cuanto antes», aunque no las desveló.

La deriva crece en un hartazgo social difícil de controlar desde la esfera política. La violencia se ha impregnado hasta el extremo de que ayer un israelí hirió por equivocación a otro al confundirlo con un palestino, en los aparcamientos del centro de Ikea. En la espiral de venganza, el israelí reaccionaba a los ataques registrados desde primera hora de la mañana en Jerusalén, en los que la mayoría de sus agresores proceden del barrio árabe de Jabel Mukaber.

En el primer ataque de este tipo desde que se iniciara la ola de violencia, dos palestinos sembraron el terror con pistolas y cuchillos en autobús del barrio judío de Armon Hanatziv, en la ocupada y anexionada Jerusalén Este. Un hombre de 60 años murió y otro pasajero sucumbió a las heridas. Minutos después, un hombre atropelló a varios transeúntes en una parada de autobús de un barrio ultraortodoxo de Jerusalén Oeste, provocando la muerte de una persona e hiriendo a otras ocho. El conductor salió del vehículo e intentó apuñalar a los afectados.

Gobierno militar

Israel ha propuesto el bloqueo de los barrios palestinos en Jerusalén Este y la destrucción de las casas de los autores que cometan estos ataques, como tradicional castigo colectivo que no parece tener más resultado que el aumento de la indignación entre la población árabe, desafiada cada día por los condicionantes de la dominación israelí. Por su parte, el antiguo socio de Netanyahu y exministro de Exteriores Avigdor Liberman sugirió ayer la implantación de un gobierno militar y leyes de excepción y emergencia para evitar los ataques.

El presidente palestino, Mahmud Abás, llamó a la calma consciente de que su ofensiva diplomática por el reconocimiento de Palestina podría hacer aguas si aumenta la violencia. Sin embargo, Netanyahu ha amenazado a Abás con responsabilizarlo si continúan los enfrentamientos en Jerusalén y Cisjordania.

Publicado en LA VOZ DE GALICIA el 10 de octubre de 2015

Continue reading