Las sombras sobre los comicios no impiden la victoria del general Al Sisi


#Resultados provisionales

El Cairo – Observadores norteamericanos advierten de que el “ambiente de represión política imposibilita unas elecciones democráticas”; el 44% de participación genera todo tipo de dudas; pero dentro y fuera de Egipto parecen claudicar y aceptan la presidencia del ex general y golpista, AbdelFatáh Al Sisi. Hasta su contrincante, Hamden Sabahi, asume la derrota al mismo tiempo que reconoce las violaciones que han rodeado estos comicios. “No nos retiramos de las elecciones por el bien de la nación”, declaró.

Ayer se publicaron los resultados provisionales con la predecible victoria de Al Sisi aupada por una sobredimensionada campaña de instituciones y medios de comunicación. Una maquinaria que le ha llevado a obtener el 96% de votos, 24 millones de egipcios. Unos absolutos que estos días recuerdan a “épocas pasadas”. Su oponente, el izquierdista Sabahi, no solo ha pasado por la mínima el 3% de apoyo, sino que se ha quedado por debajo de los votos nulos.

Comienzan ahora los análisis sobre si los actuales resultados legitiman el presumido apoyo mayoritario que parecía tener desde que depusiera al electo, Mohamed Morsi, el pasado julio. De momento, no ha superado el 52% de participación que hubo en las elecciones presidenciales de 2012. La construida figura faraónica no consiguió arrastrar la participación esperada así que, durante el segundo día de votación, proliferaron las advertencias del pago de multa por abstención; los desafíos de periodistas egipcios y la prolongación del cierre de las urnas para presionar al voto. Actitudes y medidas que han llenado de sombras la veracidad de los datos. “Es un insulto a la inteligencia”, declaró ayer Sabahi.

La realidad es que el supuesto apoyo masivo se ha dado de bruces con una sociedad polarizada, con los hermanos musulmanes y la oposición laica perseguidos. “Pedimos que los jóvenes se unan a este movimiento opositor en contra del “nuevo Mubarak”, calificaba el ilegalizado Movimiento 6 de Abril antes de abandonar corriendo la rueda de prensa clandestina, por un chivatazo a la policía.

Con el recuento de votos en marcha, la plaza Tahrir ya acogía los vítores de decenas de simpatizantes de al Sisi. Mientras los equipos de campaña de Sabahi, que se habían retirado de los colegios como protesta, recibían llamadas que les instaban a firmar las hojas de resultados bajo amenaza de arrestos. Las misas hojas electorales que serán publicadas a partir del domingo, vistas ahora como un mero trámite para oficializar la presidencia que Al Sisi lleva ejerciendo de facto desde hace casi un año.

(Publicado en LA VOZ DE GALICIA, 30 de mayo de 2014)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s